Tierra de olivos y de grandes cofradías es la tierra jienense conocida también como Santo Reino pero, ¿Por qué la denominación de Santo al Reino de Jaén? Hoy hemos buceado un poco en la web, en las historias y leyendas para traeros algunas de las teorías del por qué de esta denominación:

Jaén, antes del siglo XIII, nunca fue considerada por las civilizaciones que habitaron en ella como una unidad geopolítica, teniendo siempre una consideración de territorio fronterizo. En el siglo XIII, cuando se implanta la Orden del Temple comienza la conquista del Sur, siendo el primer territorio que encontraron. La ciudad quedó ligada a la Orden de los Templarios y, posteriormente, a la Orden de Calatrava.

 

RELIQUIA DEL SANTO ROSTRO

El Santo Rostro que se venera en la capilla mayor de la S.I. Catedral de Jaén, es sin duda uno de los símbolos más representativos de esta provincia. Existen diferentes hipótesis de cómo pudo llegar tan preciada reliquia a la catedral:

La tradición oral cuenta una leyenda de cómo San Eufrasio viajó a Roma una noche desde Jaén para salvar al Papa del pecado carnal y de condenarse eternamente. En agradecimiento, éste le regaló la reliquia. Las fuentes históricas cuentan que fue donada por el obispo Nicolás Biedma en el siglo XIV, el cual la pudo obtener del Papa Gregorio XI.

Existe una tercera versión que concilia ambas: San Eufrasio trajo a Jaén el Santo Rostro, con motivo de la invasión musulmana y fue escondida. Cuando Fernando III el Santo conquista Jaén reaparece y se la lleva consigo como protectora en la conquista de Sevilla, donde se quedaría. Fue Biedma el que, con amplios poderes del Papa, recupera la reliquia del Santo Rostro y la devuelve a la Catedral de Jaén.

 

RECONQUISTA DE JAÉN

Otros de los motivos que se da a la denominación de Santo Reino es que tomó su nombre del apodo del monarca Fernando III, el Santo. Cuenta la leyenda de San Catalina de Alejandría, patrona de la capital, que se le apareció en sueños al rey animándolo a no desistir en su intento, estando a punto de desistir de tal empresa. A los pocos días, entró en la ciudad conquistándola definitivamente. Esta teoría tiene detractores, considerando que también deberían denominarse así a los reinos de Córdoba y Sevilla, también conquistados por el mismo monarca.

 

TESORO DEL TEMPLO DE JERUSALEM

Otra corriente y denominada leyenda por los sitios en los que hemos consultado; es la que cuenta la historia del tesoro del templo de Jerusalem, perdido desde que el emperador Tito lo llevó a Roma. Esta corriente mística y misteriosa, cuenta que el tesoro fue recuperado por los visigodos, que lo guardaron en Toledo y que, con la conquista árabe de la ciudad, fue ocultado o perdido en la actual provincia de Jaén. De ahí la ‘obsesión’ de los Templarios por la zona que denominaron Santo Reino por no saber, en que parte del Reino, se encontraba el santo tesoro.

Esperamos que os haya resultado de interés este artículo de investigación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies